martes, 22 de febrero de 2011

El futuro de las ciudades 2

                          Imaginario de una ciudad del futuro

Leyendo el pasado sábado 22 de enero en el Babelia del diario EL País, un artículo sobre el futuro de las ciudades escrito por el famoso y global arquitecto británico Norman Foster, tomé conciencia hasta que punto estamos ante un cambio  mucho mas profundo del que nos habíamos imaginado cuando entramos en este áspero siglo XXI, pisando fuerte y pensando en el fin de la historia.

El poderoso lobby  del petróleo aliado con los fabricantes de coches, han planeado sobre nuestras cabezas, convenciéndonos, de que no hay más rey que el coche propio y su único alimento el petroleo.

Recuerdo que en los años setenta  Giovanni Anegni presidente de FIAT, escribió una serie de artículos al respecto que fueron puntualmente publicados por toda la prensa, defendiendo este derecho primordial, cuando los incipientes planes de urbanismo intentaron  tímidamente apartar al coche de nuestros medievales cascos urbanos.

Mucho es lo que han cambiado desde entonces las ciudades que conocimos en nuestra niñez y adolescencia, el fenómeno de las urbanizaciones periféricas, tan ajeno en nuestra tradición urbanística, fue el resultado de la expulsión de los jóvenes de los centros urbanos donde habían crecido junto con los recién llegados. También encarno el ideal del “triunfador”, casa grande y señorial, cuartos de baño convertido en spa, jardín privado y huerta, bodega para grandes fiestas familiares y con amigos, taller de carpintería, gimnasio y un largo etcétera de sueños.

Pero ahora resulta que el modelo de ciudad ideal, no es sostenible, no lo puede sostener los ayuntamientos prestadores de servicios, los mas básicos como; el agua, la luz, los saneamientos, la recogida de residuos, son desproporcionadamente caros en relación al número de personas al que se prestan, no lo puede sustentar la propia ciudad, acosada por tanto coche que quiere estacionar, y por accesos permanentemente embotellados, no la puede sostener el propietario, los gastos de combustible son elevados tanto para los dos o mas automóviles que debe disponer una familia como para calentar la vivienda. Además se han revelado como fuentes de ansiedad al exigir a sus propietarios largos y pesados recorridos en coche.
                                    Urbanizaciones y atascos

Norman Foster proponía en clave futurística, echar mano de la tecnología  para dotar a los coches navegación por satélite  que liberasen a las personas de conducirlos, instalándoles en un medio de relax, algo así como un tren de coches coordinado, semejante utopía en un arquitecto señero, cuyas ideas acerca de la arquitectura y el urbanismo han nutrido el ideario de las mas importantes ciudades del mundo, nos da idea del futuro que se avecina a este modelo de ciudad que hizo furor el último tercio del siglo XX.

Otra idea que sobrevuela este interesantísimo articulo que recomiendo encarecidamente, para los que quieran profundizar en el futuro urbanismo de nuestras ciudades, es la solución que propone acerca de la contaminación atmosférica en las ciudades de nueva creación, aquellas que nacerán y se desarrollaran en los países emergentes,  que consistirá en sumergir en el subsuelo las vías de comunicación dejando las calles para los peatones.

Y es que cuando gente tan creativa y a la vez practica, lanza estas ideas, mas bien sacadas del siglo XXII, algo me dice que las cosas no nos están hiendo ni medio bien, y en lo que hemos convertido a las ciudades,  es ya un camino que tarde o temprano deberemos deshacer.

                                                   Ciudad ecológica

Pero antes de que aparezcan esas ciudades futuristas y emergentes, energéticamente eficientes y en la medida del ser humano, hay ideas mas modestas que deberíamos aprovechar, con el fin de convertir el polucionado ambiente que respiramos en aire puro y en salud, en el próximo capítulo desgranare unas cuantas y espero de vuestra aportación para algunas mas.

                                           Ciudad ecológica

El futuro de la arquitectura, por Norman Foster

5 comentarios:

  1. Estimado Amig@,

    Hola soy mari encargada de una web de viajes, permite felicitarte por el excelente site que tienes, seria genial realizar un intercambio de enlaces contigo, si estas deacuerdo
    enviame tu link y titulo para agregarte a mi site.
    mari.cordova25@gmail.com

    Dato de mi web:

    Url: http://www.hoyviajesaperu.com
    Titulo: Viajes a Peru

    Tu enlace iria aqui: http://www.hoyviajesaperu.com/top-turismo/
    Muchas gracias de antemano, espero tu respuesta

    ResponderEliminar
  2. esta muy padre e interesante

    ResponderEliminar
  3. exsiten muchas ciudades modernas en sur américa porque no hablan de ellas por ejemplo, medellín, guayaquil, santiago, buenos aires, brasilia y caracas... no sean tan centralista hablen de ciudades en la pugna del desarrollo es interesante ver como nacen no ver como ya están crecidas ¡que opinan?

    ResponderEliminar
  4. Gracias anonimo del 18 de noviembre por tu comentario y desde aqui os invito que utiliceis este blog para hablar de esas ciudades Americanas maravillosas que citas, de sus problemas y de su crecimiento. Es a vosotros a los que os corresponde hablar de ellas porque las conoceis sufris y amais,un saludo

    ResponderEliminar